Sepelio de El Ojos y base social del crimen

El sepelio de Felipe de Jesús Pérez Luna, El Ojos, jefe del llamado cártel de Tláhuac, expuso públicamente en la Ciudad de México algo que es cotidiano en muchas partes del país: la existencia de una amplia base social del crimen organizado. Y esa debe ser, más allá de los nombres de los principales capos abatidos o detenidos, la mayor preocupación de las autoridades. Cientos de personas acompañaron los restos de El Ojos al panteón de San Lorenzo Tezonco, sus sicarios y colaboradores formaron cinturones de seguridad, impidieron el paso de reporteros y fotógrafos o de toda persona desconocida e incluso se dieron el lujo de enfrentarse con los policías que habían sido desplazados a la zona para, ellos también, revisar a los asistentes al sepelio, ya que el día anterior, en el velorio en la colonia La Nopalera, fue evidente que muchos de quienes fueron a presentarle sus respetos a El Ojos, iban armados. Como halcones se movilizaron cientos de conductores de mototaxis, un servicio que suma cinco mil conductores en la zona, que no cuenta con autorización alguna de las autoridades y que es manejado por uno de los hermanos del delegado Rigoberto Salgado. Lo que vimos en la capital del país, lo hemos visto antes en muchas ocasiones en Sinaloa, en Chihuahua, en Tamaulipas, en Guerrero: delincuentes brutales que son vitoreados por sus fieles, cuyo número trasciende en mucho al de sus bandas delictivas. Los partidos, todos, llevan años sin aprobar leyes imprescindibles para garantizar la seguridad como las del modelo policial y de seguridad interior. En los estados, salvo honrosas excepciones, no se hace esfuerzo alguno para crear fuerzas de seguridad propias, y en muchas ocasiones no lo hacen porque no quieren asumir el costo de enfrentarse con los criminales y con esa base social. Es vergonzoso que criminales como El Ojos, tengan un acompañamiento social en sus sepelios que jamás hemos visto para ninguno de los soldados, marinos o policías asesinados por esos criminales. ¿Cómo acabar con la base social del crimen? Ese, más que cualquier otro, es el principal desafío de la seguridad pública en nuestro país

Biografía

 

 

Recomendaciones musicales

 

Libros

RAZONES

Sepelio de El Ojos y base social del crimen

26-07-2017 El sepelio de Felipe de Jesús Pérez Luna, El Ojos, jefe del llamado cártel de Tláhuac, expuso públicamente en la Ciudad de México algo que es cotidiano en muchas partes del país: la existencia de una amplia base social del crimen organizado. Y esa debe ser, más allá de los nombres de los principales capos abatidos o detenidos, la mayor preocupación de las autoridades.

Leer más...

JFM TV

 

TWITTER

 

 

 

 

 

 

Sígueme en:

  

VIDEOS TODO PERSONAL