La muerte de la reforma policial

Los partidos le dieron prácticamente el certificado de defunción a la minuta de la reforma policial que impondría el mando mixto en las corporaciones del país. Por una parte, que algunos partidos, particularmente la bancada de diputados del PAN, no quieren discutir por separado las iniciativas de seguridad nacional y de mando mixto. Quieren que las dos vayan en paquete. El PAN no quiera avanzar en la bancada encabezada por Marko Cortés en el tema, es desalentador pero no sorprendente. Como ya hemos dicho todo eso se relacionaba con los recursos: cuanto mayor eran los que se destinaban a preparar fuerzas policiales locales, más reticentes se volvían los municipios a avanzar en un nuevo modelo policial. El problema es que tampoco construían fuerzas policiales propias. Los recursos iban a otros objetivos, o bolsillos. Meses atrás se llegó a un acuerdo para que en vez de mando único se transitara hacia una reforma de mando mixto policial. Ese es un acuerdo político que tampoco ha cuajado porque, en realidad, no alcanza para subsanar los gravísimos problemas que tenemos en seguridad pública. Porque lo que se necesita es una ley que ordene, desde arriba hacia abajo, a la conformación de esos cuerpos, que homologue desde las normas hasta los uniformes y el armamento, que tenga mandos concentrados y a su vez relacionados con la Policía Federal; que surjan, todos los mandos de todos los estados, de una academia policial única, federal, y que no puedan existir mandos a ese nivel que no estén certificados por esa misma academia. Hoy, como están las cosas, y como estarían con la propuesta de mando mixto, la obligatoriedad de la norma unificadora queda rendida a la buena voluntad de gobernadores y presidentes municipales. Hay un tercer punto que no es menor: no se quiere avanzar en estas leyes por intereses políticos. Algunos ven que la inseguridad se ha convertido en una preocupación electoral insoslayable y quieren explotar política y electoralmente esa carencia. Por lo tanto, para ellos, cualquier medida que se tome para avanzar en el combate a la inseguridad va en contra de sus propios intereses de coyuntura. La sociedad, mientras tanto, sigue desprotegida.

Biografía

 

 

Recomendaciones musicales

 

Libros

RAZONES

La muerte de la reforma policial

25-05-2017 Ayer los partidos le dieron prácticamente el certificado de defunción a la minuta de la reforma policial que impondría el mando mixto en las corporaciones del país. Extraoficialmente se manejan dos versiones. Por una parte,que algunos partidos, particularmente la bancada de diputados del PAN, no quieren discutir por separado las iniciativas de seguridad nacional y de mando mixto. Quieren que las dos vayan en paquete. Sería un error: son leyes que deben ir en paralelo, pero una no puede condicionar a la otra. La otra versión, relacionada con ésta, es que, simplemente, no se llega a un acuerdo porque la iniciativa de mando mixto tiene muchas insuficiencias.

Leer más...

JFM TV

 

TWITTER

 

 

 

 

 

 

Sígueme en:

  

VIDEOS TODO PERSONAL