Cae el santuario de la amapola en la Sierra Tarahumara

La temperatura no sobrepasa los 20 grados centígrados; sin embargo el viento que se siente genera una sensación térmica de 10 grados, es un viento frío que congela los ánimos. Para llegar a la parte alta del municipio de Guachochi desde la cabecera municipal, se necesita un vehículo para acortar las distancias, las cuales van de las tres a cinco horas por los caminos que dibuja de manera natural la sierra Tarahumara. También uno se puede esplazar por aire. Son 50 minutos de la base militar instalada en un aeródromo prestado a la Secretaría de la Defensa Nacional a los plantíos de amapola sembrados por campesinos, en su mayoría indígenas tarahumaras. Aquí lo sembradíos no son de gran extensión. Son pequeños terrenos, algunas veces no rebasan la hectárea, sembradíos que se ubican a un costado de las casas que se ubican a kilómetros de distancia de las comunidades céntricas. En esta zona de Chihuahua se lleva a cabo una disputa silenciosa entre el Cártel del Pacífico contra el de Juárez para apoderarse del corredor que comunica a Guachochi con Creel para el traslado de enervantes cosechados en la Sierra. Enclavado en la Sierra Tarahumara, el municipio de Guachochi, Chihuahua; es considerado zona estratégica para las operaciones de grupos criminales como Gente Nueva (Cártel Pacífico) y la Línea (Cártel de Juárez) para la siembra de amapola y mariguana, así como para el trasiego de drogas. Informes de la 42 zona militar de la Secretaría de la Defensa Nacional, señalan que del 1 de enero al 15 de octubre del presente año, se  han destruido tan solo en la zona sur de Chihuahua 17 mil 583 plantíos de estupefacientes; 2 mil 757 de marihuana y 14 mil 836 de amapola en la llamada Operación Sierra Madre, evitando la producción de 15 millones 91 mil 824  dosis de heroína. De una hectárea de flor de amapola se produce 11 kilos de goma de opio de la cual se obtiene un kilo de heroína con un valor comercial de 700 mil pesos. “Del kilo de heroína se pueden obtener 6 mil 666 dosis que alcanzan en el mercado un valor de un millón 999 mil 800 pesos. Una dosis de esta droga consta de 0.15 gramos y tiene un costó en la calle de hasta 300 pesos”, señala el Comandante de la 42 Zona Militar,  general Martín Salvador Morfín Ruiz. “La erradicación de 14 mil 836 plantíos de amapola, evitó la producción de 2 mil 264 kilos de heroína con un costo de un millón 584 mil 800 pesos; es decir, se evitó la distribución de 15 millones 91 mil 824  dosis de heroína que tendrían un valor en las calles de México de 4 mil 527 millones 547 mil 200 pesos”. Morfín Ruiz, aseguró para Código Topo que en la presente administración, se ha logrado una disminución en la siembra de amapola y marihuana en los 41 municipios de la 42 zona militar, debido al accionar de las autoridades militares en la zona. “En diciembre de 2012 se destituyeron 85 sembradíos; en 2013 20 mil 783; en 2014 55 mil 545 plantíos; en 2015 41 mil 569; en 2016 18 mil 638 y en lo que va del presente año, 17 mil 593 plantíos de amapola y marihuana”. La cooptación de indígenas por los grupos delictivos que se disputan las rutas del trasiego de drogas en la Sierra Tarahumara, se debe a la falta de oportunidades laborales en esta zona.

 

En algunos casos los integrantes del brazo armado del Pacífico o Juárez, ofrecen vehículos robados, dinero, armas y radios para comunicarse con ellos, para la siembra, cosecha, traslado de droga y labores de halconeo. Los datos que ha recabado la 42 zona militar en el municipio de Guachochi, dan a conocer que un campesino que llega a comercializar un kilo de goma de opio a cualquiera de los dos carteles del crimen organizado, obtiene un pago de 25 mil pesos en el área rural; si ese kilo lo llega a comercializar en una zona urbana el pago se incrementa en 30 mil pesos. En el caso de que este campesino logre la recolección de 11 kilos de goma de opio de una hectárea, podría obtener un pago de 275 mil pesos en la zona rural y 330 mil en una zona urbana. El valor de la goma de opio, dentro y fuera de la sierra Tarahumara, ha orillado a los campesinos a dejar mensajes escritos en hojas a los elementos castrenses para que no destruyan los plantíos de amapola por ser su fuente de ingresos. A continuación se transcribe textual una carta con faltas de ortografía encontrada en un plantío de amapola en Guachochi: “Por fabor no me tunben no tengo en mi casa nada ni piso ni comida para mi familia ni dinero para bestirnos, ni sapatos  traymos. Ijas no tengo nada les pido por fabor que me comprendan y me dejen por fabor sacar un dinerito Les pido una disculpa por este papel”.

La erradicación de los sembradíos en la parte sur de Chihuahua suman un total de 154 mil 110 en una superficie de 16 mil 259. 54 hectáreas que han generado pérdidas millonarias a las dos organizaciones criminales establecidas en la sierra Tarahumara.

LAS CIFRAS DE LA DEA  

La producción potencial de heroína se triplicó entre 2013 y 2016 en México debido en parte a “una reducción” en la erradicación de la amapola, mientras que el consumo de cocaína proveniente de Colombia aumentó “significativamente” en los últimos años en Estados Unidos. El informe anual de la agencia estadunidense antidrogas (DEA, en inglés) revela, además, que las muertes por sobredosis de heroína en Estados Unidos aumentaron 328 % entre 2010 y 2015, hasta alcanzar un récord de 12 mil 989 fallecimientos ese último año. El 93 % del total de la heroína incautada y analizada por la DEA en 2015 provenía de México, según el informe, y la segunda fuente de suministro de esa droga es Colombia, seguida del suroeste asiático. “Estados Unidos ha registrado un auge significativo en la disponibilidad de heroína en los últimos siete a 10 años”, lo que se debe en parte a “los rápidos aumentos en la producción de heroína en México” desde 2015, que han garantizado “un suministro fiable” a bajo costo pese a haber más consumidores, indica el informe. “Los cultivos de amapola del opio en México han aumentado significativamente en los últimos años, y alcanzaron 32 mil hectáreas en 2016, con una producción potencial pura estimada de 81 toneladas métricas de heroína. Esto es más del triple de la cantidad potencialmente producida en 2013” (26 toneladas métricas), señala. La DEA atribuye esa tendencia a dos factores: “una reducción en la erradicación de (cultivos de) amapola en México” y la decisión de los carteles mexicanos de “centrarse más en el tráfico de heroína”.

El informe no especifica si esa supuesta reducción en la erradicación se debe a un cambio de política del Gobierno mexicano, a una menor efectividad de sus esfuerzos o a otros factores. Los cárteles mexicanos siguen siendo “la mayor amenaza criminal relacionada con las drogas” en Estados Unidos y entre ellos el más dominante es el de Sinaloa, seguido por Jalisco Nueva Generación, y en menor grado por los carteles de Juárez, del Golfo, Los Zetas y la organización Beltrán-Leyva, de acuerdo con el informe. Aunque el principal método de los cárteles para hacer llegar las drogas a Estados Unidos sigue siendo ocultarlas en vehículos de pasajeros o disolverlas en líquidos, sus técnicas se han diversificado hasta recurrir incluso a drones que cruzan la frontera, o a túneles subterráneos (entre 1990 y 2017 se descubrieron 231 de ellos). En cuanto a la cocaína, la DEA estima que en 2015 hubo 1,9 millones de usuarios de esa droga mayores de 12 años, un “aumento significativo” respecto a los 1,53 millones registrados en 2014. “Esto marca un cambio respecto a la tendencia anterior, de niveles más bajos en las estimaciones de usuarios entre 2009 y 2013”. Las muertes por sobredosis de cocaína en Estados Unidos aumentaron 25,2 % entre 2014 y 2015, cuando se registraron 6.784 fallecimientos por ese motivo, la cifra más alta desde 2006. La DEA pronostica que la disponibilidad y el consumo de cocaína, que “aumentaron entre 2015 y 2016”, seguirán creciendo “a corto plazo”, y achaca esa tendencia a “niveles elevados de cultivo de cocaína y producción potencial pura en Colombia”, de donde proviene el 92 % del total de esa droga incautada en Estados Unidos. En 2016, los cultivos ilícitos de coca en Colombia alcanzaron la cifra récord de 188.000 hectáreas, con una producción potencial de cocaína de 710 toneladas métricas.

LA PRESIÓN DE DONALD TRUMP Precisamente a mediados de octubre, Donald Trump, presidente de Estados Unidos, declaró la crisis de los opiáceos como emergencia de salud pública. Trump afirmó que su administración está trabajando para combatir a los cárteles que ingresan a su país y por ello, el muro en la frontera con México es importante. “Por demasiado tiempo, cárteles criminales han penetrado y se han diseminado por nuestro país. El 90 por ciento de la heroína viene del sur de la frontera y por ello estamos construyendo un muro que va a ayudar muchísimo contra este problema”, señaló el mandatario. “Va a tener un gran impacto, mi gobierno está dedicado a aplicar nuestras leyes de inmigración, defendiendo nuestra seguridad marítima y asegurando nuestras fronteras”, añadió. Con la declaración de emergencia de salud pública, se permitirá destinar más fondos a nivel estatal y federal para la lucha contra la adicción a analgésicos con receta como OxyContin o Vicodin, que lleva a muchos estadunidenses a engancharse después a la heroína. Trump reconoció que hay que afrontar el problema de la demanda de drogas de Estados Unidos, pero aseguró que no existe otra opción que trabajar con otros países, tanto China como naciones en Latinoamérica, para afrontar el problema. “También tenemos que trabajar con otros países para detener esas drogas desde su lugar de origen, no tenemos otra opción. Tenemos que trabajar con otros, porque ellos tienen problemas similares, algunos países tienen problemas aún mayores. Así se trate de China o de un país en América Latino, no hay alguna diferencia, vamos a llevar la lucha a los criminales a los lugares donde están produciendo este veneno”, insistió el republicano. El magnate afirmó que su país es el que más analgésicos opiáceos consume en el mundo y aseguró que el abuso de esos medicamentos, causó la muerte de 64 mil estadunidenses el año pasado, supone la peor crisis de consumo de drogas de "la historia de la humanidad". “Aquí en EU estamos aplicando las leyes, estamos combatiendo a las pandillas y a los criminales que trafican esas drogas tan peligrosas para nuestros jóvenes”, dijo. Trump firmó un memorándum presidencial en el que ordena al secretario en funciones del Departamento de Salud y Servicios Humanos, Eric Hargan, que declare una emergencia de salud pública y en el que pide a todas las agencias del Gobierno que prioricen la lucha contra los opiáceos.

EL TERCER MAYOR PRODUCTOR México es el tercer productor de heroína en el mundo, según el Informe Mundial sobre Drogas 2017 de la Oficina de la ONU para las Drogas y el Delito (UNODC, por sus siglas en inglés), además de ser uno de los más importantes productores y corredores de tráfico de cocaína y cannabis hacia Estados Unidos. Según el reporte, publicado el pasado 22 de junio, México está también entre las naciones más mencionadas como lugar de origen o salida, tránsito y destino de metanfetamina. Asimismo, enuncia a los grupos delictivos organizados "dotados de una fuerte estructura jerárquica" en México. Se calcula que en 2014, la venta de drogas reportó aproximadamente entre un quinto y un tercio de los ingresos de los grupos delictivos organizados transnacionales en todo el mundo. "El tráfico de drogas está más extendido en el ámbito de la delincuencia organizada que los delitos contra la propiedad, el tráfico de migrantes, la trata de personas, el fraude fiscal o cualquier otra actividad ilícita. El tráfico de drogas ya no es una esfera privativa de los grandes grupos delictivos. Los grupos que se caracterizan por estar dotados de una fuerte estructura jerárquica, como los de México y el Japón", se lee en el documento. El Informe Mundial sobre las Drogas 2017 también hace énfasis en la corrupción como un factor determinante en las redes de narcotráfico. Se calcula que 1 de cada 20 adultos, es decir, alrededor de 250 millones de personas de entre 15 y 64 años, consumieron por lo menos una droga en 2015, lo que equivale aproximadamente a la suma de la población de Alemania, Francia, Italia y el Reino Unido. "La corrupción es el gran factor coadyuvante de la delincuencia organizada y, a lo largo de toda la cadena de la oferta de drogas ilícitas, existen oportunidades para caer en la corrupción. Sin embargo, se conoce muy poco acerca de la manera en que interactúan los diferentes tipos de corrupción con los mercados de drogas", señala Yury Fedotov, director ejecutivo de la UNODC, en el informe.

LAS  VENTAS POR INTERNET La ONU refiere que los modelos comerciales en la venta y distribución de drogas están cambiando, pues los delincuentes están usando con mayor frecuencia la llamada "red oscura". "Las drogas siguen constituyendo una gran fuente de ingresos para las redes delictivas organizadas, si bien los modelos comerciales están cambiando, ya que los delincuentes aprovechan nueva tecnología, como la red oscura, que viene alterando el carácter del comercio de sustancias ilícitas y los tipos de agentes que en él participan", señala el dossier. Lo anterior da lugar a que se establezcan redes horizontales menos estructuradas y a que grupos de menor entidad pasen a adquirir más importancia. "Las nuevas modalidades de distribución de las drogas también apuntan a la necesidad de lograr la participación de otros sectores, entre ellos, los servicios postales, en la lucha contra el narcotráfico", advierte la ONU. Es posible que en los últimos años haya aumentado la oferta de drogas por Internet, la "red obscura", al 50% cada año. El mercado mundial de la droga "está prosperando" y "diversificándose" con una producción de cocaína y opio al alza, el desarrollo de sustancias sintéticas y un aumento de la mortalidad por opiáceos, señala la ONUDC. En 2015, el volumen de fabricación mundial de clorhidrato de cocaína puro ascendió a mil 125 toneladas, es decir un aumento global de 25% respecto a 2013.